Makovnjača – pastel enrollado con relleno de semilla de amapola

¿Qué decir de este pastel que todos en Zagreb seguramente ya lo han probado? A lo mejor lo hacían sus abuelas, pero de cualquier manera, él es parte de nuestra tradición. Este pastel quebradizo con relleno dulce de amapola es un postre ideal o incluso mejor, es ideal para mojarlo en la taza de leche caliente.


Ingredientes para unas 30 rebanadas:

Para la masa:
1 kg de harina fina
40 g de levadura
150 g de mantequilla
1 huevo
400 ml de leche
½ cáscara de limón
1 pizca de sal
100 g de azúcar
2 yemas de huevo  para la cobertura

Para el relleno:
60 g de uvas pasas
100 ml de ron
600 g de semillas de amapola molidas
600 ml de leche
220 g de azúcar

Preparación:
Vertemos el ron por encima de las uvas pasas y las dejamos en remojo. En un recipiente adecuado ponemos el azúcar, añadimos la levadura seca, vertemos la leche, mezclamos y dejamos a un lado 20 minutos para que se haga una espumita. En el recipiente del mezclador de masa ponemos harina, vertemos nuestra espumita, rallamos una mitad de la cáscara de limón, añadimos dos yemas de huevo, el azúcar, una pizca de sal, la mantequilla derretida, vertemos la leche y hacemos una pasta uniforme. Colocamos la masa obtenida en un bol recubierto de aceite, cubrimos con el paño de cocina y dejamos reposar en un ambiente cálido durante una hora. Mientras tanto, en una olla sobre el fuego vertemos la leche y añadimos el azúcar. Al hervir todo eso, añadimos las pasas del ron y las semillas de amapola molidas. Revolvemos todo esto durante 1-2 minutos a fuego lento para mezclar  los ingredientes. Colocamos la masa en una tabla enharinada, echamos un poco de harina y extendemos la masa en una forma rectangular alargada, con un grosor de aproximadamente 1,5 cm. Luego cortamos la masa a lo ancho. Rellenamos las dos mitades con la mezcla de la amapola. Antes de enrollar la masa, cubrimos con un huevo batido el lado que vamos a enrollar. Enrollamos la masa. Colocamos los dos rollos en un recipiente para poder ponerlos en el horno. Los cubrimos con un paño de cocina y dejamos en un ambiente cálido 20 minutos, para que se aumente aún más. Luego cubrimos los rollos con yema de huevo batido y los ponemos en el horno precalentado a 175°C, 50 minutos. Sacamos la makovnjača del molde y la ponemos  encima de una rejilla para enfriarla antes de cortar.