Pavo relleno con mlinci

¡Aquí está nuestra pavo! ¡Por supuesto, el pavo es inevitable! El pavo con mlinci caseros es un clásico que nunca pasa de moda. Al menos varias veces al año durante los festivos tan queridos por la gente de Zagreb. ¿Y por qué es un clásico? Porque sabe muy bien, por supuesto. El pavo preparado a la manera de Zagreb es casi un símbolo para los días festivos. ¡Sírvanlo Ud., también, en su mesa!


Ingredientes para 8-10 personas:
3-4 kg         de pavo limpio

Para el relleno:
2 grandes panecillos
150 ml de leche
2 huevos
1 cebolla picada
40 g de mantequilla ablandada
150 g de hígado de pavo
1 cucharada de perejil picado
30 g de manteca de cerdo

Como acompañamiento:
300 g de mlinci

También:
150 g de zanahorias
3 tallos de apio
100 g de raíz de apio
1 cebolla
Sal y pimienta negra molida

Preparación:
Cortamos los panecillos en pedacitos, los ponemos en un recipiente adecuado, vertemos la leche, añadimos el hígado picado, perejil picado, cebolla picada, mantequilla, rompemos dos huevos, condimentamos con pimienta y mezclamos bien los ingredientes. El pavo limpio condimentamos con la mezcla de sal y pimienta. Luego lo rellenamos con la mezcla hecha de panecillos, hígado y huevos. Cubrimos el fondo del recipiente con la manteca de cerdo, ponemos las verduras cortadas y por encima colocamos el pavo. Lo cubrimos con la manteca de cerdo, vertemos el agua y ponemos a cocer en el precalentado a 220°C, dos horas y media. Al final cortamos los mlinci en pedazos más pequeños en un recipiente adecuado, echamos sal, vertemos el agua hirviente y dejamos reposar durante unos minutos para ablandarlos. El pavo asado sacamos en una tabla de cortar. Colamos el jugo. El pavo asado cortamos en pedazos. Colamos los mlinci ablandados, los cubrimos con el jugo y mezclamos. Servimos todo junto, aún caliente, con relleno de pan e hígado de pavo.